hace 10 meses - Gays - 5
A Mi Sobrinito Andres Se Lo Cogen Todos… Es Un Putito (1° Parte)
ENVIADO DE FORMA ANÓNIMA
Esta es la historia de cómo sorprendí a mi sobrino siendo puta con sus amiguitos y su primo, mientras que yo vivía con mi hermana en su casa..
Mi sobrinito Andrés desde chiquito fu...


Esta es la historia de cómo sorprendí a mi sobrino siendo puta con sus amiguitos y su primo, mientras que yo vivía con mi hermana en su casa..
Mi sobrinito Andrés desde chiquito fue muy amanerado, se le nota su parte femenina más que lo machito, cuando él tenía el 9 años, una noche se quedó a dormir en casa de Andresito un compañerito de la escuela, esa misma noche me levante al baño y cuando pase por la habitación escuche sonidos, me detuve y mire por un hueco que tenía la puerta, cuando de repente allí lo veo, a mi sobrinito Andresito desnudo totalmente mostrándose a su amigo como si fuera una modelo, le mostraba el culito, su pequeña verga, y todo desfilando como una señorita, el amigo de mi sobrino tenía la mano bajo su piyama y reía tocándose excitadamente, me impacto lo suficiente como para quedarme congelado sin saber qué hacer, esa noche me acosté y deje que ellos disfrutaran la noche, obviamente me masturbe pensando en lo que vi, al otro día me levante temprano y mire si estaban despiertos, los vi en la misma cama en posición cucharita y desnudos, paso un buen tiempo que no pasó nada de acción en casa, pero ya supe que a mi sobrinito le gustaba la verga.

 

 

Cuando Andresito tenía 10, en un viaje a una finca llevamos a su primo Jorge Luis, de 13 años, en esa ocasión había que racionar el agua, así que mi hermana les dijo a ellos dos que entraran juntos y se ducharan. Mi hermana salió y mientras tanto ellos estaban en la ducha, me anime a mirar abriendo un poco la puerta, y a través de la transparencia que generaba la cortina de la ducha, pude notar que Andresito estaba arrodillado frente al primo Jorge Luis chupándole la Verga, que bastante grandecita y larga ya parecía. La verdad me genero una excitación que me hice una paja ahí mismo. Ya en la noche en la finca y aprovechando que estábamos ahí, les propuse que los chicos durmieran juntos en una de las habitaciones y así quedaríamos todos cómodos en la finca, de una note la alegría de mis dos sobrinos.

 

 

Al llegar la noche, mis dos sobrinos se fueron a acostar y un rato después entre a la habitación, allí estaban los dos mirando televisión y tapados con las cobijas, les pregunte si no tenían calor, porque realmente en esa época del año estaba haciendo mucha calor y era difícil dormir, a lo que contestaron que no sentían calor, a pesar de su respuesta los incentive a que se destaparan un poco, así que se sacaron la cobija gruesa para quedar solo con una sábana finita, juntos estaban en bóxer, muy pegaditos entre ellos y sudados, me imagine que ya habrían tenido sexo, me despedí de ellos y una hora después, cuando todos ya dormían y todo estaba oscuro, me levanto lentamente para ver si realmente se habrían dormido, sin hacer ruido pude ver por el borde de la puerta que estaban a oscuras, pero se veía sus figuras por la poca luz que entraba por la ventana, cuando vi que Jorge Luis se lo estaba cogiendo, estaban los dos desnudos, destapados, mi sobrino Jorge Luis dándole su verga grande a mi sobrino chiquillo Andresito, que tenía una cara de goce como jamás le había visto, es más, se abría su culito con la mano para que el primo se la metiera toda, esa noche los deje disfrutar y nuevamente me masturbe pensando en lo que hacían mis sobrinitos.

 

A la mañana siguiente me desperté temprano y me dirigí a la habitación de ellos, los desperté a propósito, para encontrarlos en la cama, entre, cerré la puerta y vi que estaban desnudos, tapados con la sabana finita que dejaba notarlo, Jorge Luis se despertó y se sobresaltó seguramente por haberlo encontrado desnudo, Andresito seguía dormido.

 

Váyanse despertando jovencitos les dije, ¿tuvieron tanta calor que durmieron desnudos? le pregunto a Jorge Luis el cual se quedó helado sin saber que decir, ¿o estuvieron jugando? Sobrino picaron, se lo dije así para generarle confianza

 

Andresito dormía y Jorge Luis no sabía que responderme. Jorge no importa, yo a tu edad también hacia los mismo con unos amigos de mi colegio, jugaba igual a como tu juegas con tu primo Andresito, pero él es más chico, ¿alguna vez lo lastimaste?

 

Jorge: No, nunca, nunca, él siempre me pide que juguemos y no me deja decir que no.

 

Tío: y ¿qué hace Andresito cuando te pide? ¿Te toca ahí abajo?

 

Jorge: si tío, pero yo nunca quise, Andresito siempre me pide que le de mi verga.

 

Tío: ¿y a ti se te pone dura la verga Jorge?

 

Jorge: Si tío.

 

Tío: A ver muéstrame tu verga para saber si le puede hacer daño a Andresito. Dale muéstrame.

 

 

Jorge Luis se destapo un poco dejándome ver su verga semi parada cayendo a un lado, era hermosa, pocos pelitos, larga y gruesa

 

Tío: Mmmmmmm es grande como para la cola de Andresito.

 

Jorge: Pero no le duele, siempre quiere que le dé más verga tío

 

Bueno mira, no voy a decirle nada a tus papas pero porque eres tú, así que Jorge, juega todo lo que quieras con tu primo Andresito pero que nunca haga lo que no quiere. Jorge Luis no entendía pero se le notaba tranquilo y contento, su sonrisa era maliciosa, de chico malo que ahora va a provecharse de esto.

 

Dale, despierta a tu primito que ya hay que bajar a desayunar, tío ¿puedo despertarlo a mi manera? siempre le encanta que lo despierte así, pero que no te vea tío, dale pues Jorge, voy a mirarte desde afuera, pero no te vayas a pasar con tu primo ¿Vale?, Si tío Salte de la habitación, yo me salí y me quede mirando por el borde de la puerta, Jorge se chupo el dedo y lo llevo a la cola de Andresito, metiéndoselo y sacándolo. Andresito se despertó y se desperezaba encimándose a su primo Jorge y recibiendo el dedo, se dio vuelta y  le dio un beso en la boca a su primo, se seguía desperezando y vi su verguita paradita.

 

Jorge: Hay que ir a desayunar, pero primero vas a tomar mi leche.

 

Andresito sonrió y bajo su carita, empezó a chuparle la verga al primo, como les decía una verga grande para el, pues apenas le entraba en la boca, le pasaba la lengüita por toda la cabeza, después paso la lengua por el tronco hasta llegar a los huevos de su primo. Mientras se la chupaba, Jorge estaba acostado boca arriba disfrutando la mamada, en un momento vi que me observo mirando por la puerta, solo me sonrió malicioso y cerró los ojos para seguir disfrutando la mamada que le daba su primo Andresito.

 

Cuando vinieron a la mesa a desayunar, se les notaba contentos, riéndose complacientemente. ¿Quieren leche chicos? les dije, si me contesto Andresito, ¿tanto te gusta la leche sobrinito? si tío. Andresito tu primo Jorge me dijo que te gusta la lechita de él, ¿es verdad eso?, le dije riendo para que no se sienta mal y se asuste. Jorge se rio y le dijo, nuestro tío ya sabe que eres un viciosito de mi leche, Si tío, me gusta la lechita de mi primo Jorge y mucho, me dijo inocentemente como si no significase nada.

 

A ver muéstrame sobrinito como te tomas le leche de tu primo Jorge Luis, Andresito le bajo el pantalón rápidamente, bajo su cabeza y le empezó a chupar la verga a su primo Jorge mientras yo vigilaba que no los viera nadie, al rato les digo; bueno, bueno listo que ahí viene tu mamá Andresito, jóvenes por favor que de esto no se entere nadie porque los pueden castigar y no van a poder jugar más, Bueno tío, me contestaron juntos.

 

Esa misma noche entre de sorpresa a la habitación de ellos y los encontre culeando, de parados, desnudos los dos, Jorge Luis le estaba dando verga muy duro por la cola a su primo Andresito que estaba contra la pared.

 

Jorge Luis: Que pasa tío, no molestes

 

No hagan ruido que el resto de la familia los va a escuchar, Bueno me contesto Jorge Luis mientras seguía dándole verga al chiquitín de su primo el cual se le veía que lo gozaba bastante, ver el cuerpo de Jorge mas grande que el de Andresito era hermoso, piel tersa, bronceada y marcadito. Yo cierro un poco la puerta y me quedo mirando mientras me masturbo, Jorge se lo siguió cogiendo un rato más hasta que note que le acabo fuertemente adentro de la cola, Andresito se dio vuelta, le dio un beso en la boca, y Jorge le metía un dedo en la cola sacándole la lechita y untándosela en la verguita de Andresito que se masturbaba ligeramente.

 

Después de ese viaje, al año siguiente pasaron más cosas entre ellos, ya Jorge Luis con un año más estaba más atrevido, llego a lo máximo cuando me pidió el favor que en su cumpleaños lo ayudara para poder cogerse a Andresito con su mejor amigo, pero esa es otra historia, la cual contare más adelante, espero les guste mucho mis historias, este es producto de la ficción, nada es real, espero sus comentarios y sus votos para seguir mejorando.



Añadir a favoritos
Reportar

¡Debe iniciar sesión para poder calificar el relato!

Calificaciones (1 de 1)
Esteban - 5
hace 3 semanas




Informacion Legal · Ayuda · Ayuda al autor · Discord
Hora del servidor 5:56 am