hace 11 meses - Gays - 0
Historia de mi niñez Cap 2!
Escrito por Santy07
Este relato no contiene nada de sexo. Habla sobre un amor “imposible” un poco de homofobia, y algo sobre el suicidio.
Si sientes que nadie te escucha y te sientes solo, escríbeme a mjspbcc@yahoo.com y con gusto platicamos, nunca estás solo, la depresión es muy mala consejera.
Por favor califiquen y comenten mi relato. Ayudenme a seguir ...
no se olviden de leer el primero. Saludos a todos


Historias de mi Niñez Cap 2

 

Justo en frente de la privado donde vivía, abrieron un centro de enseñanza de artes y deportes, en la cual me inscribieron a Karate y natación. En karate estábamos separados por edades yo estaba en el segundo grupo, de 11-16 años, cosa que no sucedía en natación, allí todos entrábamos a la alberca y los grandes nos ayudaban a los más chicos a aprender y practicar.

En el grupo de natación había un chico de unos 16 años que siempre me ayudaba me ayudaba siempre en mis ejercicios, me esperaba, si algún niño me molestaba el me defendía. Íbamos al parque en grupo y me invitaba un helado, no nos separábamos. Se hizo amigo de mis amigos.

Una tarde, la recuerdo muy bien, se veía muy nervioso, sonreía mucho, me dijo que tenía una sorpresa para mi, cuando terminó la clase nos quedamos a limpiar los vestidores y a escurrir el agua, éramos mi mejor amigo, él y yo, al acabar con nuestra tarea, nos sentamos a la salía de la escuela en un pequeño arríate que había allí, vi que buscaba algo en su mochila y sacó una cajita, me dijo,

-me costo trabajo comprarlo, espero te que guste.

Tome la cajita con mis manos, deshice el moño, y la abrí, dentro había un dije con una J con un niño sentado sobre la curva de la letra, y una cadena,

-oh!!! Muchas gracias está muy bonito, pero no es mi cumpleaños

-solo quise regalarte algo, que bueno que te gusto, cuídala mucho y siempre acuérdate de mi,

Después de unos días me confesó que yo le gustaba, y me beso, fue un beso tierno, lleno de cariño y tal vez puedo decir amor, sucedió atrás de las gradas donde jugábamos béisbol. Fue mi primer beso de esa índole, él me gustaba también, lamentablemente las burlas no se hicieron esperar.

Yo siempre fui un niño muy afeminado, tengo ademanes, mi tono de voz, y al parecer también las nalgas jajaja siempre llamaron la atención. Entonces en el grupo de karate y natación se burlaban de mi, al grado que me hacían llorar, él no pudo con tanto y comenzó a alejarse de mi, cuando me veía llorar me decía

-tienes que comportarte como niño, eres un niño, no llores.

-pero has escuchado lo que me dicen? No entiendo por que me tratan de esa forma.

Comencé a faltar a las clases, no soportaba las burlas, y me odiaba por ser así.

La última vez que lo vi, fue saliendo de la práctica de fútbol, a la que os. Hla años anotado un mes atrás, le hice señas para que se acercara,

Yo: hola, cómo estás?

-bien, que necesitas?

-Solo quería platicar contigo, hace mucho que no lo hacemos, y no sé nada de ti. Con los dedos de mi mano izquierda tome el dije que llevaba puesto, y jugaba con el.

-Bien, mmm sabes no deben vernos hablar, mucho menos solos.

-por que? Te da pena que te vean conmigo

-Si, no quiero que me digan MARICA, como te dicen a ti, yo soy hombre

-pero me besaste, lo recuerdas, dijiste que yo te gustaba. De repente las cosas pasaron muy rápido, solo sentí un golpe muy fuerte en la cara, yo estaba en el piso, mi nariz sangrando y el sobre mi, golpeándome, mientras me gritaba:

-no vuelvas a acercarte a mi, maldito mar..con.

En un momento se cansó, lo vi llorar, se secó las lagrimas con la manga de su playera, se paró, volvió su mirada a mi y me dijo

-Lo siento.

Y se fue. Yo corrí a casa, al entrar mi madre me vio, quiso acercarse y continúe corriendo a mi cuarto, me quite la cadena con el dije, no volví a ponérmelo más...

Años más Tarde Recién Cumpli 15, era Domingo, estábamos en el jardín de mi casa con algunos amigos de la escuela y mi mejor amigo celebrando mi cumpleaños, sonó el teléfono de casa y vi a mi padre alzar la bocina, vi su cara de asombro y volteó a ver hacia el jardín, hizo un ademán con la mano para que yo entrara, y lo hice...

-Que paso papi?

-Hijo tengo que darte una noticia terrible, toma asiento por favor.

-Papi, qué pasa, no me asustes por favor.

-Es said, Tu amigo, de deporte, recuerdas?

-mmm si, qué pasa con el?

-se suicido.

 

Muchas recuerdos pasaron por mi cabeza. Quede shock, fije mi mirada en la puerta, quería salir corriendo a su casa, pero mis piernas no respondían, me costaba respirar.

A lo lejos escuchaba la voz de mi padre llamándome, sentía que me sacudía pero mi cabeza no estaba allí, mi mente regresó a ese último día que lo vi, ese día que lo odie tanto, cuántas veces lo vi a lo lejos, cuantas veces lo vi pasar por mi casa y se quedaba viendo fijamente hacia ella.

 

-Hijo, hijo, por favor reacciona, necesitando ir a su casa, el dejo algo para ti.

Esas palabras resonaron en mi cabeza y me hicieron regresar.

-Que dejó algo para mi? Que cosa?

-No lo se, por favor ve a ponerte ropa,( yo andaba en bañador) yo le diré a tus amigos lo que sucedió, seguro querrán ir.

-Solo Rene y Eduardo lo conocían.

 

Al llegar a su casa, las primeras lágrimas brotaron de mis ojos, sentí mis piernas doblarse. Mis manos no me soltaban el dije en forma de letra J. Solo Rene, mi mejor amigo, sabía todo lo que había pasado con el.

Mi padre tocó al puerta, y nos indicó:

-Quédense aquí por favor. Pasaré hablar con los padres

Ninguno de los trés contestó, solo nos sentamos en el cobertizo. Rene me abrazo Mientras Eduardo frotaba su mano en mi espalda. Lloraba en siliencio.

-Jazsiel, entra por favor. Salió a decir el padre de Said.

Yo en automático me paré, y entre a la sala de estar, me abrazo su madre y dijo:

-Se que fuiste muy amigo de mi hijo, no se por que dejaron de hablarse, yo vi a mi hijo muchas veces marcando a tu casa y colgar. Pero nunca pregunté por qué lo hacía. Lo vi triste y muchas veces llorar, pero cobarde de mi que tampoco pregunte.

Y ahora pasa esto. No me dijo nunca nada y yo jamás hice por preocuparme de lo que le pasaba. No dejo explicación. Solo encontramos esta carta dirigida a ti.

Extendió su mano, y me la entregó. La carta estaba sellada, en el sobre está escrito mi nombre, JAZSIEL. En la primera letra había un niño sentado, al ver eso mi mano fue directo al dije que colgaba en mi cuello. Los demás en la sala se quedaron en silencio.

Me di la vuelta y sali.

En el cobertizo, en compañía de mis amigos, abrí la carta.

 

  Jazz . No sabes cuántas veces intenté pedirte perdón, nunca quise golpearte, pero la presión y miedo que sentía sobre mi era demasiado. Mis amigos se burlaban de nuestra “amistad” y yo no quería que mi padre se enterara de mis sentimientos hacia ti. Muchas veces marque a tu casa, con la esperanza que tú contestaras, pero las veces que lo hice, jamás pude escuchar tu voz. Escucho a mi padre y mi hermano burlases de los “Maricones” y eso me confunde, por que no quiero ser así, no quiero que los demás hablen de mi y que mi padre y hermano dejen de quererme. Pero no puedo con estos sentimientos. En ocasiones he pasado por tu casa y he querido entrar a saludarte, platicar como lo hacíamos antes, y poder abrazarte. Pero mi miedo es más grande. La culpa de lo que siento por ti me hace llorar, quisiera arrancarme el corazón y obligarlo a sentir eso mismo por la niña que mi padre quiere que sea mi novia.

Tome esta decisión hace mucho, no quiero vivir así, no quiero sentirme así. Espero conserves el dije que te regale, recuérdame así, olvida esa tarde cuando nos pelamos.

Por favor PERDÓNAME.

 

TQM

ATTE Said.

 

Entonces comprendí, el tenia el mismo miedo

que yo sentía, escuchar las burlas y los dichos que la gente hacía sobre mi persona me hacían sentirme despreciables. Pero yo pude con ello, gracias a mis dos amigos que sabían sobre mis preferencias. Pero el, el nunca tuvo con quien hablar, el miedo le gano, al grado de quítese la vida.

 

Tome la carta y la guarde en el sobre; entre a la sala de estar, puse la carta sobre las manos de la mamá, y me senté. La leyó para si, y cuando termino, se dirigió hacia mi, mi padre, que a estas alturas sospechaba sobre nuestra amistad, se paró de inmediato y se puso a mi lado como un guarda espalda atentó a cualquier acto que pudiera ponerme en peligro, pero la señora solo me abrazo, y me dijo:

 

-una madre siempre sabe sobre sus hijos. Cuando su padre y hermano hablaban con y tanto odio sobre mi hermano, nunca los detuve, veía a Said cambiar su semblante y se entristecía, pero nunca comprendí, más bien, no quise comprender.

 

En eso escuchamos un grito, y buscamos el origen del sonido, el padre había leído la carta. Dijo algunas palabras altisonantes, volteó a verme, y me devolvió al carta.

-retírate por favor.

Mi padre me tomo de la mano y nos retiramos.

Camino a casa ninguno dijo palabra alguna.

Cuando llegamos, subí a mi recámara, y lloré a solas, sin que nadie me viera.

Al escribir estas líneas mis ojos se humedecen.

Un abrazo hasta el Cielo Said.

 



Añadir a favoritos
Reportar

¡Debe iniciar sesión para poder calificar el relato!

Se el primero en calificar el relato


Del mismo autor


Del mismo autor


Informacion Legal · Ayuda · Ayuda al autor · Discord
Hora del servidor 11:34 pm